Sean Manaea, de promisorio a intransitable


Manolo Hernández Douen

La calidad y el talento sobresaliente siempre estuvieron presente en el zurdo Sean Manaea.


Sean Manaea evoluciona paso a paso como uno de los abridores zurdos más efectivos de la Gran Carpa. (Foto: cortesía de los Atléticos de Oakland).


De vez en cuanto tiraba un juego impactante que hacía presagiar un porvenir brillante.

Pero hacía falta un rendimiento consistente para que pudiera proclamar a los cuatro vientos que le ha llegado el momento de ser conceptuado como uno de los zurdos más relevantes de la meca de la pelota.

Ese coqueteo con la gloria camina ahora de la mano del nativo de un pequeño pueblo de Indiana, prácticamente cada vez que se sube a la lomita con  los Atléticos de Oakland.
 
No conforme con su juego sin hits ni carreras del 21 de abril frente a los Medias Rojas de Boston, entonces embalados con una de las mejores arrancadas (17-2) de la historia de la pelota, Manaea maniató en su siguiente salida en Houston a los Astros, campeones reinantes de las Grandes Ligas, con siete episodios en las que apenas permitió una carrera sucia.

Entre los dos encuentros, Manaea hilvanó 14 tramos seguidos sin tolerar imparables, para eclipsar la marca de Oakland que poseía John ‘Blue Moon’ Odom con 13 desde 1968.

Lo más impactante del zurdo de 26 años de edad ha sido su consistencia. De sus seis primeras aperturas de 2018, cinco fueron de siete o más episodios.

“Siempre soñé desde jovencito que algún día tiraría un sin hits, pero en la vida real no pensé que lo haría”, confesó el otrora prospecto de los Reales de Kansas City, que no durmió casi nada la noche después de su hazaña. “Espero aprender de esta experiencia y que sea un paso para muchas cosas buenas”.

La grandiosa velada de Manaea fue conceptuada por el cátcher Jonathan Lucroy como la mayor proeza lanzada y ejecutada por un pitcher que él ha tenido el privilegio de recibir en las Ligas Mayores.

Lucroy es uno de esos receptores a la antigua que lleva consigo su propio libro grueso sobre lanzadores y bateadores a los cuales se ha medido, pero asegura que de nada vale compartir sus consejos con sus serpentineros si no son capaces de ejecutar los planes pre-juego.

La faena frente a los Astros generó también comentarios en superlativo para Manaea.

“Hemos tenido muchos lanzadores grandiosos en la historia de Oakland”, apuntó el manager de los Atléticos, Bob Melvin, de los 14 innings al hilo de Manaea sin tolerar hits. “Esto es algo de lo que puede sentirse orgulloso”.

Curiosamente, el enorme mes de abril de Manaea contrasta con el relativamente discreto rendimiento de sus compañeros de rotación. Pasar del sexto inning fue una rareza para los abridores de Oakland en el primer mes de la contienda de 2018. Al día siguiente de su velada destacada en Houston, los Astros ganaron 11-0.

“Es altamente impresionante que no decayó y que, al contrario, se mantuvo consistente”, analizó el versátil Chad Pinder de la faena de Manaea en Houston. “Nos ha cargado sobre sus hombros y nos ha impulsado prácticamente cada vez que ha subido a la lomita”.

Pensar que los Atléticos nunca quisieron apresurar el ascenso de Manaea, que llegó a tirar su recta a 97 millas por hora en la secundaria, pero que ahora, con promedio de 91 mph en su pitcheo de cuatro costuras, es mucho más completo por su dominio de cuatro envíos.

Seleccionado de la Universidad Indiana State por los Reales como el 34to de la primera ronda del Draft de 2013 – dos turnos después de que los Yankees de Nueva York tomasen al poderoso jardinero Aaron Judge de Fresno State – Manaea fue adquirido por los A’s en 2015 en aquel canje en el cual el versátil Ben Zobrist pasó a la novena de Kansas City.

Admirador desde jovencito del gran zurdo venezolano Johan Santana y posteriormente de los también súper izquierdos Chris Sale y David Price, Manaea fue subido a los A’s luego de hilvanar efectividad de 2.08 en cuatro aperturas a dos niveles de las menores en 2016.

Con efectividad en la temporada actual de 1.03 luego de sus dos aperturas seguidas recientes sin permitir carreras limpias, Manaea está bien contento de pertenecer a unos Atléticos jóvenes, pero muy promisorios.

“Este equipo es asombroso, puede fabricar un racimo de carreras de prisa”, calificó Manaea, cuya mezcla de envíos y ángulo de pitcheo bien difícil le convierte en hueso duro de roer para los bateadores. “Sólo necesitamos poner innings en blanco en la pizarra para mantener el impulso que llevamos”.

Hasta pronto y, por favor, nunca pierdan la esperanza.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias de antemano

Sus comentarios sobre los temas publicados son bienvenidos siempre y cuando sean emitidos en lenguaje respetuoso a todos nuestros lectores. Todos los puntos de vista son de la responsabilidad de sus autores y no reflejan necesariamente la línea editorial de beisbolporgotas.com.