Una trifecta juvenil de oro puro para las GL


Manolo Hernández Douen

Venezuela ha dado muchos peloteros que han brillado desde jóvenes en la Gran Carpa.

Pero ahora puede brindar una trifecta de altos quilates, lista para brillar al unísono.


Franklin Barreto, intermedista del futuro de los Atléticos, pudiera consolidarse desde este mismo año en las Grandes Ligas. (Foto/cortesía: Oakland Athletics).


Se trata de Ronald Acuña, Marcos Barreto y Gleyber Torres, todos presente en los Campos de Entrenamiento de las Grandes Ligas, altamente cotizados por sus respectivas organizaciones y con la juventud como su principal herramienta.

A ninguno se les garantiza un puesto desde la aurora de la temporada, pero de los tres se asegura que cuando se queden como titulares va a ser por mucho tiempo.

De los tres, Acuña es el más jovencito, porque apenas tiene 20 primaveras de existencia, pero su cotización es enorme: el jardinero de los Bravos de Atlanta es calificado prospecto #1 para las Grandes Ligas por la prestigiosa Baseball América.

“En todos mis años en el béisbol, nunca he visto un talento como ese”, aseguró a Béisbol por Gotas el ex bigleaguer venezolano Luis Salazar del joven que fuera su pupilo en las menores en 2017. “Es un espectáculo verlo jugar”.

Pelotero de cinco herramientas, Acuña es de esas promesas que “no puede fallar” en su camino a las Grandes Ligas. La única pregunta que se hacen los Bravos es si de vez lo instalan en uno de sus jardines o lo envían a la AAA para mayor experiencia.

En 612 turnos a tres niveles de las menores en 2017, Acuña disparó 21 jonrones, con 82 carreras impulsadas en su cuenta personal.

Barreto, de 22 años cumplidos a fines de febrero, tiene la ventaja sobre sus dos paisanos de que ya ha jugado en las Mayores con los Atléticos de Oakland, pero aún conserva la etiqueta de novato.

Fundamentalmente un defensor de las posiciones del medio del cuadro, Barreto es conceptuado el segunda base del futuro de Oakland, pero esa organización le va a encomendar la intermedia por ahora al veterano Jed Lowrie.

“Le ha tirado muy bien a la bola, ha impresionado en las prácticas de bateo”, manifestó el dirigente de los A’s, Bob Melvin, al referirse a Barreto en los actuales entrenamientos.

Por su parte, Barreto se ha propuesto reducir su elevada cantidad de ponches. Cuando lo haga, nadie lo va a sacar del line-up.

Entretanto, Torres, de 21 años, fue uno de los que llegó más tempranito a los entrenamientos entre todos los peloteros de posición de los Bombarderos del Bronx.

Una lesión al deslizarse en el plato en junio de 2017, así como la respectiva operación y etapa de rehabilitación, retrasaron temporalmente su desarrollo, pero los Yankees se propusieron que defendiera tres posiciones en su campo de prácticas.

Los Yankees cuentan no con uno, sino dos súper prospectos latinoamericanos en el cuadro. El otro es el tercera base dominicano Miguel Andújar.

“Apenas puedo contener mi entusiasmo, los dos van a ser tremendos peloteros”, elogió el dirigente debutante de los Yankees, Aaron Boone, al referirse a Torres y Andújar.

El plan maestro de los Yankees pudiera ser instalar en la tercera base al recientemente adquirido Brandon Drury, pero esas dos promesas latinas definirán con su rendimiento cuál de los dos se queda y cuál se va a las menores por ahora.

La habilidad de Torres para defender la segunda base – su posición natural es el campo corto -, pudiera permitirle quedarse con ese puesto de una vez.

Al igual que los casos de Acuña y Barreto, los Yankees no quieren ascender a sus promesas de lujo para que calienten banco.

¿Cuál de los tres se establece de una vez como titular? es la pregunta del momento, pero nadie duda de que van a marcar pautas en el Béisbol de Lujo por muchas temporadas una vez lo hagan.

Hasta pronto y, por favor, nunca pierdan la esperanza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias de antemano

Sus comentarios sobre los temas publicados son bienvenidos siempre y cuando sean emitidos en lenguaje respetuoso a todos nuestros lectores. Todos los puntos de vista son de la responsabilidad de sus autores y no reflejan necesariamente la línea editorial de beisbolporgotas.com.